El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió este domingo en un tuit que su rival demócrata, Joe Biden, ganó las elecciones del pasado 3 de noviembre, aunque lo achacó, sin pruebas, a un supuesto fraude.

«Ganó porque las elecciones estaban amañadas. No se permitieron Observadores y observadores del voto , los votos fueron contados por una compañía propiedad privada de la Izquierda Radical, Dominion, con una mala reputación y equipo engañoso que no pudo siquiera cumplir con los requisitos para Texas (¡Que yo gané por mucho!), ¡los Medios de Comunicación Falsos y Callados, y más!», escribió Trump en su Twitter.

Hasta ahora Trump apenas ha conseguido alguna que otra victoria menor en los tribunales, donde ha ido sufriendo reveses como el de el viernes en dos cortes de Pensilvania donde fueron desestimadas seis demandas presentadas por su campaña electoral.