A raíz de la falta de lluvias, una temporada seca que ya se sintiente en el sur del departamento del Atlántico y esto preocupa a campesinos, agricultores y ganaderos de la zona.

Esta condición climática amenaza con extinguir sus cultivos y ganado, además reportan dificultad para el acceso al agua.

Lo anterior, ha llevado a que los ganados tienen que ser guiados a 40 minutos para que puedan consumir el líquido, así lo explica William Lastre, presidente de la Asociación de las Comunidades del Sur del Atlántico.

Ante esta situación, piden a la Gobernación que se extienda el Distrito de Riego de San Pedrito hasta otros municipios para evitar problemas con el agua.

“Los jagüeyes se han venido secando en los últimos días”, cuentan los afectados.

Recalcan que esta situación se ha venido presentando desde el mes de octubre y hacen un llamado a las autoridades para que puedan ser atendidos.