La compañías Pfizer y BioNTech pedirán autorización a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos para que las personas puedan inyectarse una tercera dosis de refuerzo de la vacuna y ofrecer una mayor protección contra el Covid-19.

A través de un comunicado ambas compañías dijeron que han visto «datos alentadores» de una prueba en curso de la vacuna de refuerzo y agregaron que proporciona niveles de anticuerpos neutralizantes de cinco a diez veces más altos cuando se administra seis meses después de la segunda dosis.

Pfizer explicó que se está preparando para comenzar en agosto los ensayos clínicos de una vacuna modificada dirigida específicamente a la variante delta, en caso de que sea necesaria. Así mismo, la firma precisó, que una tercera dosis de la vacuna original podría ser una mejor opción.