Este martes tras un debate contra el presidente Sebastián Piñera, por su vinculación en la polémica venta de la minera Dominga en Islas Vírgenes, un paraíso fiscal, revelada en los Pandora Papers, la Cámara de Diputados de Chile aprobó un juicio político.

Entre los parlamentarios se logró reunir suficientes votos para la acusación que busca la destitución del Presidente de Chile. Fueron 78 votos en total.

«Les ruego, honorables diputados y diputadas, rechazar esta injusta e improcedente acusación constitucional», mencionó Jorge Gálvez, abogado del presidente, al cerrar su defensa ante el plenario.

Estas acusaciones contra el mandatario pasará a la Cámara de Senadores, quien actuaría como jurado para sellar el futuro de Piñera. Sin embargo, en esta instancia no se contaría con los votos necesarios para destituirlos e inhabitarlo para acceder a cargos públicos.