En declaraciones ante el tribunal transición de la Jurisdicción Especial para Paz (JEP) El coronel (r) Luis Fernando Borja, dijo que entró a la escuela militar en 1984 y que desde entonces, las enseñanzas eran que “todo lo que huela a comunismo es nuestro enemigo”, y que desde ahí empezó la degradación de algunos miembros del Ejército Nacional, los cuales se aliaron con paramilitares y cometieron falsos positivos .

Para Borja las ejecuciones extrajudiciales siempre habían existido en el Ejército. Sin embargo, según él, se aumentaron entre 2002 y 2008.

“Todos lo sabíamos, hay gente que ni participó, pero todos lo sabíamos, el comandante general sabía y de ahí para abajo todos sabíamos absolutamente todo”, contó a la JEP.

En este acto de reconocimiento, en el que también participaron otros 10 miembros del Ejército, algunos hablaron sobre las alianzas entre grupos paramilitares y algunas instituciones del Estado.

Un testimonio anónimo, de alguien que hizo parte de un batallón en Norte de Santander, manifestó que él participó en reuniones con algunos paramilitares en Cúcuta, pues debía ganarse la guerra contra la subversión y la guerrilla.

Cesar Maldonado, mayor (r) pidió perdón a las víctimas aclarando que en los falsos positivos y los nexos con los paramilitares no hubo participación únicamente del Ejército.

Asimismo expresó que, “es imposible que la Fiscalía haya sido engañada 6.402 veces. Quiero pedir perdón a quienes fueron víctima de mis conductas, tengan la certeza de que vamos a aportar verdad exacta de lo que ocurrió”.