La Registraduría Nacional del Estado Civil, informó que los registradores podrán abstenerse de registrar nombres que podrían atentar contra la dignidad de los niños, niñas y adolescentes en el caso de que se trate de una descripción ofensiva o denigrante contra el menor.

Según la entidad, al 31 de diciembre del 2020, se registraron 619.504 niños, cuyos padres les colocaron nombres de artistas y deportistas mundialmente conocidos, como Cristiano, James, Neymar, Maluma y algunos más llamativos como; Chespirito, Warnerbro y Joku, entre otros.

Rodrigo Pérez Monroy, director nacional de Registro Civil, señaló que por gusto u ocurrencia de los padres de un recién nacido “no pueden ponerle un nombre que a futuro pueda incidir en el libre desarrollo de la personalidad o resulte ser objeto de bullying o matoneo”.

Finalmente, el registrador en el momento de la diligencia podrá recurrir a un defensor de menores para que intervenga sobre la denominación que ese padre quiere, “pero los funcionarios notariales no están en la obligación de suscribir ese tipo de nombres”, señaló el director nacional.