Varias denuncias realizadas por la comunidad y por los mismos trabajadores del hospital San Rafel del municipio de Fundación Magdalena contra Diego Posada Orjuela, quien al parecer presentó presuntos falsos papeles para ser contratado como intensivista y en el que estuvo ocho meses al frente de la Unidad de Cuidados Intermedios e Intensivos del centro asistencial.
 
Lo anterior, generó que la gerencia del hospital despidiera en el mes de mayo a Posada Orjuela por presunta falsificación de papeles.
 
El centro asistencial emitió un comunicado de prensa en el que señaló que desde el mes de septiembre del pasado año se abrió la Unidad de Cuidados Intermedios e Intensivos del hospital San Rafael, por lo cual se hizo necesaria la contratación de profesionales en la especialización en medicina crítica y cuidado intensivo.
 
En este sentido, Posada Orjuela presentó propuesta económica, “acreditando con documentos presuntamente falsos, ser especialista en medicina crítica y cuidados intensivos de la Universidad de la Sabana, hecho al que esta gerencia, en cumplimiento del principio de buena fe, le otorgó pleno valor. No obstante, a comienzos del mes de mayo de la presente anualidad, surgieron fuertes rumores que dichos títulos eran presuntamente falsos, razón por la cual, de manera inmediata, se solicitó a la Universidad de la Sabana certificar la autenticidad de los mismos”.
 
Agregó que el pasado 11 de mayo la Universidad de la Sabana manifestó que el título aportado por Posada Orjuela no se encuentra registrado en su sistema central de registro como graduado de esa institución.
 
Aseveró que el presunto falso intensivista fue denunciado penalmente por los delitos de falsedad en documento privado, fraude procesal y peculado y denunciado disciplinariamente ante el Tribunal de Ética Médica Secciona! Magdalena.
 
“En estos momentos nos encontramos a la espera de los resultados de las investigaciones que deberá adelantar la Fiscalía General de la Nación y la decisión de los Jueces de la República, quienes son los únicos con competencia para determinar si estamos o no frente a los delitos antes señalados”, concluyó la gerencia del hospital.