Aunque las vacunas contra el Covid podrían responder de manera diferente a la nueva variante ómicron del coronavirus, «no es probable que pierdan toda su eficacia», explicó la directora del Departamento de Inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien.

«Nadie espera que las vacunas no tengan ningún efecto ante la nueva variante», dijo O’Brien.

Los expertos de dentro y fuera de la OMS continúan analizando la cepa ómicron y sus posibles efectos en estos fármacos, así como en los tratamientos y los test de diagnóstico.

La funcionaria afirmó que sigue siendo importante que «todo aquel que tenga acceso a las dosis se vacune» y que «no se puede asumir que la población vacunada va a proteger a los no vacunados».

Al tiempo, la jefa de científicos de la OMS, Soumya Swaminathan, añadió a este respecto que la mayoría de los casos graves actualmente tratados en UCI son personas no vacunadas, y lamentó que incluso en países desarrollados con amplio acceso a dosis hay tasas de hasta el 30 o el 40 por ciento de personas no vacunadas.

«El mensaje es claro, la vacuna protege contra casos graves y mortales, y queremos vacunar a todos los colectivos vulnerables antes de final de 2021».