Bajo estrictas medidas de seguridad y altamente custodiado por funcionarios del Inpec, llegó hasta su inmueble en Santa Marta, el empresario Enrique Rafael Vives Caballero, quien está siendo investigado por la muerte de seis jóvenes que arrolló en un accidente ocurrido en la entrada del sector de Gaira, capital del Magdalena.

Así las cosas, fue trasladado desde la cárcel San Sebastián ‘La Ternera’ de Cartagena hasta la capital del Magdalena para cumplir con la medida de aseguramiento de casa por cárcel que le impuso en segunda instancia el Juzgado Tercero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento y hasta donde permanecerá privado de la libertad a espera que avance el proceso en su contra.

Al tiempo, medios de comunicación locales han informado que mientras las autoridades realizaban su traslado, en la entrada al barrio Gaira, exactamente donde se registró el siniestro vial ocurrido el pasado 13 de septiembre, con llantas, palos y piedras, parientes y amigos de los seis jóvenes fallecidos bloquearon este sector que comunica a Santa Marta con el municipio de Ciénaga. Manifestando su inconformidad e indignación por dicha decisión.

Hay que anotar que el juez inició la diligencia, sustentando las argumentaciones presentadas por la Fiscalía General de la Nación, Procuraduría delegada, y la decisión tomada por la jueza Primero Penal Municipal, durante las audiencias concentradas de legalización de captura, formulación de cargos y medida de aseguramiento, que se llevaron a cabo del 14 al 18 de septiembre del año en curso, decidiendo revocar en segunda instancia la medida de aseguramiento en centro carcelario que fue dictada contra Enrique Caballero y ahora el empresario samario podrá seguir su proceso desde casa.