La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) de Brasil interrumpió este domingo el partido entre Brasil y Argentina por una supuesta irregularidad en la llegada al país de 4 jugadores visitantes, en una polémica decisión que derivó la retirada de los equipos y los árbitros.

El incidente ocurrió cuando transcurrían 5 minutos de juego en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, en partido de la sexta jornada de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, cuando fiscales sanitarios brasileños irrumpieron en el césped del estadio.

Se trata de los jugadores Giovani Lo Celso, Cristian Romero, Emiliano Buendía y el portero Emiliano Martínez.

Lo anterior se da porque Brasil tiene restricciones para personas que lleguen de Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India.

De acuerdo con las reglas de la pandemia, cualquier persona que haya estado en el país europeo debe someterse a cuarentena al ingresar a Brasil.