La diputado de la Asamblea del Atlántico Lourdes López, denunció un presunto detrimento patrimonial en las obras de remodelación del aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz que sirve a Barranquilla.

López, quién visitó las instalaciones, precisó que, en un aguacero reciente tuvieron que poner ollas en distintos lugares, porque todo se mojaba y existe un solo ascensor para recoger las maletas, por lo que ya se han presentado accidentes con personas de la tercera edad.

“Estoy preocupada por el estado de las obras al considerar que si la ejecución supera el 97%, como señala el contratista y el Gobierno, los organismos de control deben investigar si el proyecto está a la altura de los más de 600 mil millones de pesos que se han destinado para la remodelación”, subrayó la funcionaria.

La diputada se mostró bastante descontenta con la actual imagen del terminal aéreo y agregó que las obras son muy superficial.

La dirigente política relató que en su inspección notó desde espacios incomodos para los pasajeros hasta humedad en paredes y techos.