En el marco del día internacional de la conmemoración de Cáncer de Mama, en Radio Caribe Plus le explica la diferencia que existe entre los dos diferentes tipos de exámenes y alternativas de tratamiento para enfrentar y prevenir el Máncer de Mama.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el examen clínico de mama consiste en la revisión visual y la palpación de las mamas por parte de un profesional de la salud. Aunque mucho se especula sobre este, el mismo no causa ningún dolor según expertos de la OMS.

Además, se recomienda que las mujeres mayores de 20 años se lo realicen, por lo menos, cada tres años y partir de los 40 años, que se aumente la frecuencia haciéndolo una vez al año.

Entre tanto, la mamografía es una radiografía de las mamas, pero desde distintos ángulos. Con este examen se obtienen imágenes del tejido interno de la glándula mamaria y así como el examen clínico, tampoco causa dolor.

Según el Ministerio de Salud, debe realizarse cada dos años a toda mujer entre los 50 y 69 años de edad. Esto permite la identificación de tumores en etapas iniciales.