De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadísticas, Dane, el arroz era uno de los pocos alimentos que se salvaban de la inflación y muchos colombianos lo estaban usando como reemplazo de la papa o la yuca, pero ahora subirá de precio.

En las plazas mayoristas el kilo pasó en promedio de 2.300 a 2.400 en el próximo mes y la expectativa de los próximos meses no es para nada favorable.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, explicó que, los datos de la encuesta de arroz mecanizado mostraron que el área cultivada de arroz cayó.

“Por consiguiente un producto tan básico como el arroz, al disminuir la oferta el precio va a empezar a subir y eso está difícil de controlar en los próximos meses”.

El funcionario agregó que, productos como el limón Tahití vale hasta cuatro veces más que su precio habitual y otros cítricos (como mandarinas y naranjas) también han subido de precio. Ni que decir de la papa que es el alimento que más subió en el último año.

La arveja y el plátano también han tenido incrementos y en el caso del mango Tommy, la escasez llega a tal punto que se han presentado días en que el Dane no puede medir el precio: simplemente no hay.