“Quiero contarte mi hermano un pedacito de la historia negra, de la historia nuestra, caballero y dice así.. “. Canciones como esta, ‘La Rebelión’, catapultaron al cartagenero Álvaro José ‘El Joe’ Arroyo, que hoy después de 10 de su muerte sigue en las mentes, cuerpos y corazones de los colombianos.

La voz del gran Joe, que traspasó las fronteras de Colombia con su peculiar estilo, que puso a bailar al público de todas las edades, se apagó el 26 de julio de 2011, cuando solo tenía 55 años, y todavía tenía mucho que dar para la música.

Muchos lo llamaron el Rey de la música Tropical, y aún recuerdan con tristeza el infarto fulminante en la clínica La Asunción de Barranquilla que le produjo su deceso, tras estar hospitalizados por su quebrados de salud, que lo habían a ese lugar en varias oportunidades, debido que sufría de hipertensión, problemas arteriales e infecciones.

Su música, hoy más que nunca sigue sonado como un reconocimiento a de uno de los artistas más grandes del país, con canciones como, Mi Mary; Ella y Tú, Te quiero Más, entre otras.